Contigo

¿Teletrabajas? Así debe ser tu espacio de trabajo en casa

4 mins
25/04/2022 mayo 5th, 2022

La tendencia actual a trabajar desde casa ha supuesto un reto para muchas personas que no están acostumbradas a esta forma de trabajo. Y por mucho que se pongan sobre la mesa, sus ventajas, en ocasiones sigue resultando difícil crear un espacio de trabajo en casa, que nos permita concentrarnos y evitar distracciones.

Así pues, en este artículo recopilamos para ti las pautas oportunas para que puedas crearlo cuando así lo necesites.

BENEFICIOS DE TRABAJAR EN CASA

Quizás no sea la opción ideal para todo el mundo, pero lo cierto es que, en las condiciones de trabajo adecuadas, trabajar en casa puede suponer numerosos beneficios si sabemos adaptarnos a la nueva situación.

Por ejemplo, considera las siguientes ventajas del trabajo en remoto frente al trabajo presencial:

Equilibrio entre la vida laboral y personal

Piensa en el tiempo que dedicas cada día a acudir a tu lugar de trabajo y multiplícalo por todos los días laborables de un año (restándole las vacaciones para ser más exactos). ¿Te imaginas poder añadir todo ese tiempo extra a disfrutar de tu familia, amigos o de ti mismo? 

Si llevas tiempo buscando una mejor forma de compaginar tu vida laboral y familiar, trabajar desde casa puede ponértelo en bandeja.

Mayor flexibilidad

Siempre que cumplas con tus obligaciones, trabajar en casa te puede dar la opción hacer cosas que tal vez no podrías hacer si tuvieras que seguir acudiendo a tu lugar de trabajo, permitiéndote organizar tus horarios con un nivel de libertad, a veces, impagable.

Eso sí, conviene no acabar pagando esa mayor flexibilidad trabajando en horarios en los que no estamos en nuestro mayor momento de concentración (por ejemplo, a última hora del día). Esto se arregla fácilmente, comprometiéndonos a cumplir con un horario de forma regular.

Mayor control sobre tu entorno

Trabajando en casa, nadie te dirá a qué temperatura regular el aire acondicionado, ni tampoco sufrirás las distracciones propias de trabajar rodeado de compañeros yendo de un sitio a otro de forma constante. Al trabajar en casa, tú eres quien decide cuáles son las normas básicas sin que nadie pueda llevarte la contraria. 

COMO CREAR UN BUEN ESPACIO DE TRABAJO EN CASA

Ahora bien, todos estos beneficios potenciales se podrán ver reducidos a su mínima expresión si no conseguimos crear un espacio de trabajo óptimo en nuestra casa. Y como nefasta consecuencia, el sueño de tener más independencia en nuestro trabajo podría acabar convirtiéndose en una pesadilla por no lograr adaptarnos adecuadamente.

Por eso, es importante concederle la importancia debida a la organización del espacio de trabajo en casa cuando vamos a pasar un tiempo trabajando en remoto.

Así pues, para comenzar el proceso de adaptación al trabajo en casa:

  1. Elige el lugar adecuado: desde buscar un espacio con suficiente luz natural, hasta contar con la posibilidad de aislarnos en caso de tener una reunión. El emplazamiento que elijamos para trabajar en casa determinará en gran medida lo bien que nos adaptemos a esta nueva forma de trabajo.
  2. Márcate un horario: si no quieres acabar trabajando incluso más horas de las que ya trabajabas con anterioridad, márcate un horario y aprende a ceñirte a él en todo momento. Puedes hacer excepciones -ahí está la flexibilidad de la que hablábamos con anterioridad-, pero siempre que no se convierta en la norma.
  3. Descansa cuando toque: es fácil caer en la peligrosa trampa de querer demostrar que estamos trabajando en todo momento, olvidando algo tan importante para rendir en el trabajo como hacer los descansos oportunos.
  4. Vístete en condiciones: por muy cómodo que pueda resultar trabajar con ropa de andar por casa, resulta aconsejable acostumbrarnos a vestir adecuadamente para la ocasión. Ya no tanto por estar presentables en caso de tener una video llamada -que también-, sino por añadir un hábito a nuestra rutina de trabajo que la diferencie de nuestro tiempo libre.