El término familia monoparental se refiere a una familia compuesta por un solo progenitor, que puede ser el padre o la madre, con uno o varios hijos a su cargo. Puede constituir una familia independiente o bien puede convivir con parientes, por ejemplo en el caso de una madre sin pareja que vive en casa de sus padres con su hijo o hijos.

Asimismo, se puede ser una familia monoparental como opción voluntaria o por una circunstancia no deseada, y en ambos casos se recibe esta consideración. Otro aspecto a tener en cuenta es la ausencia, temporal o permanente, y con corresponsabilidad o no, del otro progenitor, diferenciándose así entre familia monoparental o familia en situación de monoparentalidad.

¿Qué es familia monoparental?

La ley en España es un tanto ambigua en cuanto al concepto de familia monoparental. De hecho, no existe una única definición al respecto, algo que sería recomendable dado que, aunque está claro que este tipo de familias están compuestas por un solo progenitor con uno o varios hijos, se pueden dar diferentes circunstancias en las que no sería válido aplicar este término.

No es igual, por ejemplo, ser una mujer sin pareja con una persona menor de edad a su cargo, que una madre viuda de 80 años que convive con su hijo de 50. Esta es la razón por la que, en muchos casos, las normativas hablan de hijos de menores de cierta edad, en ocasiones menores de 18 años, o bien hijos mayores de edad dependientes del progenitor para otorgar el título de “familia monoparental”.

Dudas con el término “monoparental”

Dado que nueve de cada diez hogares monoparentales europeos están formados por mujeres con uno o varios hijos, algunos colectivos han propuesto el término de “familias monomarentales” o “familias marentales” cuando el adulto que se ocupa de los niños es la madre. Estos términos no son correctos, partiendo de la base de que “monoparental” no deriva de “padre”, sino de “pariente”, lo que puede englobar tanto a un hombre como a una mujer. En todo caso, esta reivindicación solo tendría sentido en el caso de que estas familias se estuvieran denominado “monopaternales”.

En cualquier caso, organismos como la Fundación Fundéu han ofrece fórmulas alternativas para hacer alusión a las familias formadas por una madre y su hijo o hijos, como “familia monoparental materna”, “familia monoparental de mujer” o “familia monoparental de madre”

Diferencia entre madres solteras y familias monoparentales

Es muy común que las personas confundan lo que es ser una madre soltera con ser una familia monoparental. La ley dice que una madre soltera es una mujer con hijos que nunca se ha casado, lo que no implica necesariamente que sea una familia monoparental, mientras que las familias monoparentales pueden estar compuestas por una madre o un padre soltero, separado, divorciado o viudo.

Entre los diferentes casos legales que pueden darse, estos son algunos de los más comunes:

  • Mujer soltera, que convive con su pareja, con la que tiene hijos en común.

En este caso es una madre soltera, pero no una familia monoparental, ya que comparte su vida y el cuidado de sus hijos con una pareja.

  •  Mujer divorciada, con hijos a su cargo con custodia exclusiva.

Esta mujer no es considerada una madre soltera, puesto que está divorciada, pero sí puede considerarse una familia monoparental ya que no convive en pareja, si bien puede existir un progenitor con quien comparta patria potestad, asumiendo o no el pago de las pensiones y el cuidado de los hijos.

  • Mujer viuda con hijos a su cargo.

Esta mujer está claro que no es una madre soltera, y en algunas Comunidades Autónomas tampoco considerarán a este núcleo familiar como familia monoparental, al estar recibiendo la madre una pensión de viudedad.

  • Mujer que no está casada y tiene uno o varios hijos no reconocidos por un padre en el Registro Civil.

Esta es la circunstancia que puede darse en un proceso de adopción o en una inseminación. En estos casos, a esta mujer se la considera madre soltera y familia monoparental.

En general, no hay que confundir el estado civil de los progenitores con el tipo de familia que se ha conformado. El estado civil está regulado por el Ministerio de Justicia y se refiere a personas solteras, casadas, divorciadas, separadas o viudas. Esto es independiente de la realidad que viven las familias en función de su composición, que pueden ser tradicionales o nucleares (formadas por dos progenitores y uno o varios hijos), monoparentales (formada por un progenitor con uno o varios hijos), y familia numerosa (con tres o más hijos).

Ayudas a familias monoparentales

En su artículo 39, la Constitución Española establece la necesidad de proteger social, económica y jurídicamente a las familias. Asimismo, desde 1978 se garantiza la protección integral de los hijos, con independencia de su filiación, y a las madres, independientemente de su estado civil.

Hay que tener en cuenta que, las familias monoparentales, en general presentan rentas más bajas y mayores dificultades de conciliación de la vida laboral y familiar. Por ello, existen algunas ayudas pensadas en exclusividad para ellas. Entre las ayudas del Estado, encontramos las siguientes:

  • Prestaciones de la Seguridad Social: entre otras, la prestación por nacimiento o adopción, la prestación por parto múltiple o acogimiento múltiple, las prestaciones familiares por hijos a cargo, la prestación por nacimiento y cuidado del menor, y las prestaciones familiares por hijo a cargo.
  • Beneficios fiscales de la Agencia Tributaria: en la campaña de la Renta (IRPF) podemos encontrar ayudas como la exención del IRPF en la prestaciones de maternidad y paternidad, o el denominado cheque familiar, que consiste en una deducción al IRPF de 1.200 euros que lo pueden solicitar las familias monoparentales con al menos dos hijos cuyo progenitor esté trabajando y haya cotizado el periodo mínimo exigido, o se encuentre en situación de desempleo, cobrando el paro o percibiendo una pensión.

Por otra parte, también existen ayudas autonómicas a familias monoparentales, en forma de deducciones del IRPF en el tramo autonómico del Impuesto de la Renta. Cuando se trata de situaciones de carencia de rentas se pueden solicitar las Rentas Autonómicas de Inserción Social o “salarios sociales”, que se tramitan a través de los Servicios Sociales de Ayuntamientos y la Comunidad Autónoma donde resida la familia.

Además, algunas Comunidades, como Aragón, Cataluña, Valencia, Navarra o Cantabria, han desarrollado normativas específicas que facilitan beneficios a familias que hayan recibido previamente el título oficial de familia monoparental. En el resto de las regiones también existen ayudas para las familias monoparentales, en función de los ingresos anuales y englobadas a las ayudas generales a las familias.

En España hay casi dos millones de familias monoparentales. A pesar de que siempre han existido, su presencia constituye, hoy más que nunca, la certeza de que la familia monoparental es una más entre los diferentes tipos que no se ajustan al esquema clásico de padre y madre con sus hijos.